Lo importante es nunca perder la sonrisa.